29 mar. 2012

La Guia del Caballero V

Adentrémonos un poco más en el mundo del traje, en este capítulo nos sumergiremos en una de sus partes esenciales, la chaqueta:

La mayoría de los hombres solo conocen las chaquetas de hilera sencilla con dos o tres botones, pero existen muchas más, y cada cual más elegante. La chaqueta cruzada, todo un hito hasta los años cincuenta es una opción elegantísima pero cada día se vuelve más difícil encontrar en las tiendas trajes cruzados como también trajes de tres falsos botones, etc.

En estos díasque corren estos son los trajes más generalizados, y son los que trataremos hoy. La chaqueta de hilera cruzada y la de hilera sencilla tenían un similar protagonismo antes de la Primera Guerra Mundial, una vez pasada esta, entre los años 20 y 30 fue la chaqueta de hilera cruzada la protagonista. En estas fechas la chaqueta cruzada o chaqueta Kent se carazterizaba por ser del tipo 4x2, cuatro botones de los cuales se abotonan 2.

En muchos casos es dificil encontrar un traje para el hombre de estatura baja y es importante saber que si cuenta con una estatura no muy alta, la chaqueta Kent puede ser tu aliada, ya que esta chaqueta da la sensación de alargar la figura ya que no posee botones en la parte superior.

Durante estas décadas también se popularizó en gran medida la chaqueta cruzada 6x2, conocida como ''copa martini'' ,por la forma que hacen sus botones, que sigue siendo obligada en el armario de todo caballero actualmente.
Además es importante saber que las chaquetas cruzadas no permiten ser desabotonadas en ninguna ocasión y por ello sus dos aberturas traseras resultan obligadas para mejorar su comodidad. 'Es por esto que a partir de los años 50 los caballeros se decantarían en mayor medida por la chaqueta de hilera sencilla'.

Una vez terminada la Segunda Guerra Mundial la chaqueta cruzada comienza a dejar paso a la chaqueta sencilla, principalmente por su mayor comodidad y al cambio de las costumbres diarias. Ya que desde ese momento los caballeros pasaban mucho más tiempo en despachos en vez de en la calle y la chaqueta sencilla les permitía desprenderse de ella en cualquier momento.
En el caso de la chaqueta sencilla menos es más, esto significa que a mayor número de botones más informal será. Actualmente podemos encontrar en el mercado chaquetas sencillas con tantos botones como queramos, pero solo las de 1, 2 y 3 botones son las correctas. Aunque no las 3 valen para cualquier ocasión. Ante la duda, siempre 2 botones.

Una vez sepamos que chaqueta queremos podremos buscar otros detalles como el corte, el forro, la disposición de los bolsillos o su forma, pero esto será más difícil de encontrar de no acudir a una sastrería.

La Guía del Caballero I
La Guía del Caballero II
La Guía del Caballero III
La Guía del Caballero IV

Un saludo, Luis.





No hay comentarios:

Publicar un comentario