6 abr. 2012

La Guia del Caballero VI

La santa Hechura, la chaqueta:

Este es el tema en el que nos adentraremos hoy, viernes santo. Y esque no hay nada más importante en un traje que la buena hechura. No importa el precio, la calidad del material, la marca, ni cualquier cosa que se te pase por la cabeza si un traje no cuenta con una correcta forma. ¿Y cómo sabemos cuál es su correcta hechura?, esque es lo que venimos a solucionar hoy.


Dividiremos el capítulo de la santa hechura en 2: la chaqueta y el pantalón. Dicho todo esto, empezamos:

La correcta hechura de una prenda te muestra sin tapujos la calidad de esta, el 99% de la marcas y firmas del mercado realizan sus prendas para un hombre estándar, pero ningún caballero es igual a otro, y muy pocos pueden presumir de contar con una perfecta simetría. Prácticamente todos los hombres tienen un brazo más largo que otro, un hombro más abajo, una pierna ligeramente más larga, infinidad de detalles que hacen que las prendas estándar no queden bien a todos, aunque sea tu talla.


El comienzo para lograr una buena hechura parte de la tienda, a la hora de elegir un traje es conveniente pasear por la tienda con el y realizar los movimientos más comunes que realizarás en tu día a día, tales como sentarse, agacharse, levantar los brazos...
Una vez realizado esto ya se tendrán las nociones básicas de lo que se debe cambiar de la chaqueta y el dependiente debería saber apreciarlo.

Cuando se tengan estas nociones básicas se deberá comprobar:

       -El cuello de la chaqueta no tapa al de la camisa estando de pie y sentado.
       -El cuello de la chaqueta deberá estar en contacto permanente con el de la camisa.

       -Las solapas de la chaqueta deberán permanecer siempre en contacto con la camisa sin que se separen del torso o se abran.
       -Permaneciendo de pie la longitud de la chaqueta deberá llegar exactamente a los nudillos (con el brazo estirado) y deberá dividir el cuerpo en dos partes iguales (sin contar la cabeza).

       -El largo de la manga de la chaqueta deberá extenderse hasta el principio de la muñeca, mientras que el de la camisa hasta un poco más allá de esta. (donde se empieza a agrandar la mano).
       -A la hora de acortar una manga se deberá exigir, siempre, que esto se haga por el hombro, ya que de hacerlo por el final de la manga los botones quedarán más cerca del borde.
       -Si al abotonar la chaqueta se forma una 'X' esto indica que la chaqueta queda estrecha. Una chaqueta deberá transcurrir sin arruga alguna desde el principio de esta hasta el final.

    

Teniendo en cuenta estas normas se obtendrá una hechura de la chaqueta prácticamente perfecta, sin tener que acudir a una sastrería para hacerse una a medida, pero por suspuesto nunca se podrá comparar con una realizada totalmente a medida, ya que la perfección de esta será absoluta.

Como recomendación final decir que siempre debe existir el suficiente espacio entre la chaqueta y la camisa, permitiendo a su portador realizar los movimientos oportunos y pudiendo guardar objetos como la cartera y el móvil en sus bolsillos interiores sin que estos objetos se marquen posteriormente en la forma de la chaqueta.

la semana que viene volveremos con la santa hechura del pantalón. Hoy, por ahora, cerramos el tema de la chaqueta con el que ya llevamos un par de semanas.

La Guia del Caballero I
La Guia del Caballero II
La Guia del Caballero III
La Guia del Caballero IV
La Guia del Caballero V

No hay comentarios:

Publicar un comentario