28 feb. 2012

El arte de lo cotidiano

Volvemos con otra dosis de arte, esta vez un arte un poco peculiar, primero, veamos lo que tenemos entre manos:


Pero esta magnífica obra  no está realizada de una forma cualquiera, el más mínimo fallo podria haberla destrozado y cambiado por completo, o no?...



Exacto! se trata de café, y no... el más mínimo fallo nunca habría arruinado esta obra, sino tal vez todo lo contrario, cualquier cambio podría haber originado otra cara distinta, o tal vez otro tipo de cosas. Esta original obra de gran originalidad fue realizada con café y una taza, sin duda cualquier cosa que haya en una casa puede servir para realizar una gran obra de arte.


Nos vemos pronto en otra dosis de arte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario